PuntarenasSalud

PACIENTES RECUPERADOS DE COVID-19 EN HOSPITAL PORTEÑO AGRADECEN AL PERSONAL POR SU ATENCIÓN

Doña María Blanco, quién desde el pasado 18 de octubre se encuentra hospitalizada, fue la encargada de escribir el mensaje en honor a sus 5 compañeros de cubículo, quienes lograron vencer la enfermedad y ya se encuentran recuperados en sus hogares.

• “Nos damos cuenta q estamos haciendo bien las cosas, que más allá de tratar una enfermedad, estamos impactando una vida, que estamos tratando a toda una red familiar que ha sido quebrantada por la ausencia de uno de los suyos”, Mauricio Zapata, auxiliar enfermería UNAD-H, hospital Monseñor Sanabria.

El grupo de Enfermeros dan todo para brindar la mejor atención a los pacientes por COVID-19

El hospital Monseñor Sanabria Martínez, cuenta con la Unidad de Atención Diferencia, módulo de hospitalización (UNAD-H); donde se hospitalizan pacientes positivos por COVID-19, desde el pasado mes de septiembre, al convertirse el centro médico en un hospital Dual que atiende pacientes positivos por coronavirus y otras enfermedades.

El personal que labora en las diferentes unidades de atención diferenciada, tanto UNAD-C como UNAD-H; han tenido que adaptar sus conocimientos a estas nuevas circunstancias para garantizar la continuidad de la prestación de servicios, manteniendo la protección personal y el control de riesgo por contagio entre usuarios.

A pesar de las arduas horas de labor, enfundados en sus equipos de protección personal, enfermeros, médicos y personal de limpieza, pasan la jornada cuidando a los usuarios hospitalizados en la UNAD-H, área que brinda atención tipo intensiva a pacientes positivos por SARS-CoV-2 que lo requieran; atendiendo cada necesidad del paciente, sosteniendo su esperanza de salir abante de dicha enfermedad, con la fe de verlos irse a casa recuperados.

María Blanco vecina de San Miguel ya se recuperó y regresó a casa.

A pesar del cansancio el personal del HMS que, rota por dicha unidad, se llevó un premio al esfuerzo y entrega por sus pacientes; y es que “Olguita, Capi, Juan, María y David”, pacientes de UNAD-H, dejaron un emotivo mensaje en un par de servilletas que inyectaron de más energía a los funcionarios que los han estado cuidando a lo largo de estas semanas.
“Gracias a todos, de parte de Olguita, Capi, Juan, Maria, David y Maria q volvamos a casa…Dios los cuide y proteja siempre, son nuestros héroes y heroínas”; reza parte del mensaje que les dejaron.

El señor Hugo Agüero Vargas, experimentado auxiliar de enfermería del centro médico, fue uno de los funcionarios que recibieron el mensaje por parte de los pacientes: “esta pandemia nos ha cambiado la vida, nos ha cambiado el estilo de trabajo, no es lo mismo que antes, todavía es más fuerte, más emotivo, es una mezcla de sentimientos de luchar todos los días, de venir y estar al lado del paciente para tratar de motivarlos para que salgan adelante, donde ellos nos dicen que cada palabra nuestra, cada gesto les hace sentir bien; y verlos recuperarse para nosotros es una gran satisfacción, todas estas cosas que nos expresan nos hacen tratar de luchas más por ellos y nos da una fuerza extra para dar lo mejor, porque para nosotros es una gran satisfacción ver que ellos vayan bien para sus casas”, afirmó con visible emoción en su rostro.

Para Mauricio Zapata; auxiliar de enfermería, que labora en la UNAD-H del hospital Monseñor Sanabria; este mensaje lo llena de fuerza y orgullo: “hoy nos tocó recibir “colilla de pago” en la UNAD-H, de esa q no es monetaria, pero su valor es incalculable, de esa q nos infla el pecho de orgullo, de esa q nos emociona y por alguna razón nos hace agua los ojos; en nuestra labor esto es energía pura, nos inyecta adrenalina, nos mueve. Porque nos damos cuenta q estamos haciendo bien las cosas, que más allá de tratar una enfermedad, estamos impactando una vida, que estamos tratando a toda una red familiar que ha sido quebrantada por la ausencia de uno de los suyos”.

Además, el enfermero hace mención del valor agregado que dan esas palabras de agradecimiento; “esto vale todas y cada una de las horas q he pasado con ese traje de protección, las náuseas, los dolores, el cansancio, los dobles turnos, el riesgo, las desveladas, las carreras, el educarse cada día más, el pasar más allá de los protocolos, el hacer más de lo que está escrito, el ver caer compañeros soldados, he incluso haber perdido a muchos en el camino. Estas simples palabras escritas en servilletas todo lo valen porque reflejan la alegría y satisfacción de un sobreviviente”.

Al finalizar su mensaje, Mauricio Zapata extendió un agradecimiento a sus compañeros y demás personal de la institución: “Hoy quiero agradecer a todos y decirles lo orgulloso que estoy de cada uno de mis compañeros en las diferentes unidades de COVID, por lo mucho que nos cuidamos entre sí, quiero expresar mi agradecimiento a todos los servicios del HMS y CCSS en general. ¡Seguimos fuertes al pie del cañón!”, finalizó el joven, quien ya cuenta con un mes dentro de la Unidad de Atención Diferenciada, módulo hospitalización del HMS.

Sin duda alguna el mensaje dejado en servilletas ha calado en lo profundo de los corazones de funcionarios que después de 9 meses de lucha, siguen dando esa milla extra en pro de la población nacional.

Doña María Blanco, paciente recuperada de covid, quiso dar un último mensaje de agradecimiento al equipo de trabajo de UNAD-H, antes de ser dada de alta: “Deseo que la protección de mi señor Jesucristo esté sobre ellos y sus familias, para que no se enfermen, porque ellos son los que están dando la batalla para protegernos a todos nosotros; y que les siga dando fuerzas para seguir ayudando a los que lo necesitamos y que no decaiga su ánimo, son verdaderos héroes”, finalizó esta vecina de Puntarenas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: ¡Lo sentimos! No está permitido copiar nuestro contenido. Escríbenos a nuestro Facebook para darle los derechos. Gracias.